domingo, 8 de julio de 2012

Tri Sprint La Gomera

De Lanzarote a la Gomera, o lo que es lo mismo, del Ironman Lanzarote al Triatlon Sprint de la Gomera. Casi nada, parece nada tienen que ver y con nada se relacionan, pero ya les digo yo que he sufrido a la par por momentos!
Llegaba desde el Jueves junto con Jorge, aprovechando la participación en el Triatlon para coger dos días de relax mientras practico mi deporte favorito. La cosa desde un principio no pintaba nada bien, nada más llegar, tras el madrugón y mientras intentaba facturar la maleta la chica me dice.. Te has dado cuenta? Sorprendido le dije.. ¿De qué? Pues que tienes el DNI caducado! Pppfff! Se me vino el cielo arriba, y eso que llevaba meses controlándolo, y mira, finalmente se me pasó. .Toco llamar de urgencia al call center, pedir cita previa y buscar un lugar donde imprimir el comprobante. Gracias a las chicas de Binter, pude hacerlo! Si llego a ir con el tiempo justo, me quedo en tierra. Cogemos el vuelo, escala en Tenerife y en dirección a la Gomera con un viento huracanado y tocaba tomar tierra en un mini aeropuerto.. por un momento tuve la sensación de estar formando parte de una exhibición de RedBull y no de estar viajando en un Binter.. vaya maniobras para el descenso! O no Jorge? :-) Una vez en tierra, maletas, coche y para el apartamento. Los días previos a la carrera han sido muy tranquilos, tocando las disciplinas, disfrutando de la tranquilidad de la Gomera, paisajes, etc. El viernes llego el Sito y ya éramos tres Calima’s en la Gomera, dispuestos a hacer lo que se pueda para mantener al club entre los mejores de Canarias.
Llego la hora de la carrera y éramos un total de unos 130 participantes, unos cuantos y la cosa pintaba bastante difícil de puntuar, yo particularmente me enfrentaba al segundo sprint de mi vida y allí se veía nivel y especialidad en la distancia, pero lo tenía claro, iba a salir a tope! No había otra táctica. El mar tenía una  ligera corriente, pero en muy buen estado si lo comparamos con los días anteriores que era prácticamente imposible nadar, por el fuerte oleaje y corrientes. La temperatura era ideal, el viento soplaba ligeramente y todo estaba listo. A pesar de no considerarme buen nadador, me venía encontrando bastante bien nadando, quizás estoy en mi mejor momento y quise salir a la aventura y me coloque en primera fila junto a Jorge, Sito se había metido al otro lado. En la salida lo de siempre… atrás! Atrás! Decían los jueces, pero esta vez se tardo demasiado en dar la salida, tanto que las chicas casi ya habían completado el segmento de natación cuando se supone saldríamos a dos minutos de ellas. Al fin se dio la salida y al agua como alma que lleva al diablo y a tope hasta la primera boya, llego y me percato que paso sin dificultades a pesar de desviarme en la trazada, doy el giro, levanto la cabeza y veo que voy bastante bien, engancho velocidad crucero y a la segunda boya. Pero enseguida el ritmo sufrió variaciones, se subió demasiado en el grupo que había y me hizo perder un poco el control nadando, finalmente me descolgué y me quede solo. Llego a la tercera boya dispuesto a girar y echar el resto y me da alcance Jorge, se me intento escapar, pero nooo por una vez no lo deje ir y llegamos juntos a la T1. Allí empezó el vacilón, sabía que había que hacer una rápida transición, y yo sin zapatillas en los pedales, tenía un plus menos, a eso le sume que casi no logro ponerme la zapatillas, nada, el grupo chulo se me fue.. Pero confiaba en pillarlo. Primera rampa y la más larga, varios kilómetros en ascensión pura, el ritmo era alto, voy cogiendo a los rezagados pero no al segundo gran grupo, ahí estaba Jorge, rodeado de Tricanes, si no eran ocho, eran diez, pero eran Tricanes y Jorge, tenía que intentar llegar, y finalmente llegue, pero nadie sabe lo que sufrir para lograrlo en solitario, además de darme cuenta que no estaba en mi nivel habitual en bici. Nada mas conectar con el grupo llega Sito tras mía, como si de paseo se tratase, nos paso y se fue.. solo le faltaba llevar una cesta delante y llevar dos barras de pan! Madre mía, cógelo cuco! Se fue en solitario.. Yo ya poco a poco cogí resuello, me paso mucha factura conseguir meterme en el grupo, colabore lo que pude y tirábamos, pero cada vez éramos menos hasta ser un total de cuatro cuando nos íbamos hacia la T2, y allí justamente dimos caza a Sito. Entramos los tres Calima’s juntos en la T2, y ahí va, de nuevo faena con la zapatilla, y que p… mala suerte! Sabía que no iba a poder seguir a mis compañeros e iba a ser de los más lentos en esa altura, pero perdí 30 preciosos segundos entre las dos transiciones, segundos que me hubieran servido para escalar más de un puesto en la general, pero esto es así. En la carrera ha pasado algo no habitual hasta ahora, alguno me había pasado en la carrera a pie, pero yo también a par de ellos! No me encontraba bien, me paso mucha factura los 5 primeros kms de la bici y los primeros kilómetros me costaron, pero finalmente me encontré cómodo, eso sí, bajar de 4’ km era explotar, pero tenía la sensación de que podría haber aguantado otros 5 kilómetros a ese ritmo, permitiéndome al final dejar a dos tricanes en los últimos 500 metros y quedarme solo a 2-3 segundos de otro. Final de la carrera y muy contento, lamentando la pérdida de tiempo en las transiciones y algo descontento con la bici, pero en líneas generales, todo fue más que positivo para mí. Jorge y Sito de batieron en un sprint donde la Gacela se llevo el premio, yo finalmente me quedo a un minuto y medio de estos dos animales.
Post carrera con los compañeros, con mas triatletas y a la espera de la clasificación final los compañeros estaban contentos, y yo por no haber quedado tan lejos de ellos :-)
Muy bonita la carrera, pero tan bonita como dura, la bici ha sido bastante exigente subiendo, muy rápida en las bajadas y la carrera a pie con mucha expectación. Muy buen ambiente, buena organización y más contentos que unas castañuelas nos íbamos a pegar la ducha y demás que esperaba el 4º segmento. Lo primero que hicimos fue a la comilona, paella, croquetas, pata, tortilla, dulces, cerveza, de todo.. Sin miserias como diría el gran Juanjo, hasta reventar. Después de esto, disfrutamos del ambiente triatleta en la noche gomera hidratación adecuada :-)
Grandes días, gran compañía, gran triatlón y gran resultado. Poco mas se puede pedir, solo, poder estar el año que viene de vuelta, y estoy seguro que estos dos Calima’s, se vienen conmigo!
Ahora toca volver con la preparación que venía preparando a pesar de afrontar este triatlón, que es la puesta a punto para el Half de Narbonne en Francia. No descarto antes participar en algún sprint más de la Copa Fecantri, ha sido divertido, y hay que seguir intentando coger puntos para el Club.
Salud, Suerte y Kms.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada